Cooperativa La Riojana: actualidad del sector vitivinícola en contexto de pandemia

Fecha: 09/02/2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Cooperativa La Riojana: actualidad del sector vitivinícola en contexto de pandemia

El pasado 01 de febrero se celebró el Día del Trabajador Vitivinícola, fecha establecida en la Convención Colectiva de Trabajo celebrada en Buenos Aires en 1975. Del latín vitis, la vitivinicultura es el arte y la ciencia del cultivo de la vid. El fruto, la uva, puede ser utilizada para la elaboración de vino, jugo concentrado, en forma de pasas o para consumo fresco, entre otras posibilidades. La historia de este cultivo en Argentina se remonta a la época de la colonización de América, siendo principalmente la franja oeste del país la de mayor desarrollo, por sus condiciones topográficas y climáticas en general.

En la región noroeste, se destaca la provincia de La Rioja, donde en los Valles del Famatina se encuentran los viñedos de “La Riojana” Cooperativa Vitivinifrutícola de La Rioja Ltda., asociada a FECOFE. La bodega principal está situada en Chilecito, y sobresale su producción y exportación de vinos y aceites convencionales, orgánicos y certificados Fairtrade (sello de garantía de producto en base al cumplimiento de los estándares de comercio justo establecidos por Fairtrade Labelling Organizations International). Actualmente la Cooperativa involucra el trabajo de 2000 familias, entre trabajadores directos e indirectos, arraigadas en fincas y otras tantas asentadas en localidades de la región.

Este año, con motivo de la continuidad de la pandemia de Covid-19, la celebración del Día del Trabajador Vitivinícola fue simbólica, no presencial como se acostumbraba. A propósito de los cambios que la pandemia produjo en la actividad integral de la cooperativa, Mario González, su presidente, sostiene que “se trata de una situación muy especial, puesto que al mismo tiempo que la pandemia generaba inconvenientes (por ejemplo, de abastecimiento y distribución), paradójicamente mejoró el consumo, se mantuvieron y aumentaron las ventas, tanto internas como externas, y se empleó más gente”. Según informó el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) el consumo de vino aumentó un 6,5% en 2020, especialmente de vino tinto, que contó con amplia supremacía en las preferencias del mercado. Esto se contrapone al descenso sostenido en el consumo que se venía resgistrando desde 2017.

La celebración oficial del inicio de la vendimia está prevista que sea esta semana, para lo cual la cooperativa “La Riojana” prepara un acto, en el cual se espera contar con la participación del gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, junto a sus ministros. Al respecto, González señala: “Lo que necesitamos, tanto en el campo como en la industria, son recursos para la producción”.

Las perspectivas del sector para este año son alentadoras, según González. Consultado sobre si hubo algún cambio significativo en las características de los productos o en los modos de producir, manifiesta: “Estamos incorporando tecnología, para hacer productos mejores. El producto base, la uva, es de muy buena calidad, pero cada vez es necesaria la implementación de mayor tecnología, sobre todo, por ejemplo, en lo que hace al frío para la estabilización y refinamiento del vino”.

Por último, con respecto a la situación del mercado interno y externo, González comenta que están creciendo las exportaciones de la cooperativa a Estados Unidos, especialmente, y que también se sostienen las ventas a Inglaterra y Suecia; en lo que hace al plano nacional, aclara que sigue siendo un escollo fundamental la distancia para la distribución de la producción, por los costos que implica el transporte. Por ello, la Cooperativa concentra sus ventas en la propia provincia así como también en aquellas relativamente cercanas: Catamarca, Córdoba, La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires.